Congresista Ávila admite que renunció a cambio de obras

Parlamentario dejó Fuerza Popular porque le prometieron ejecutar las plantas de tratamiento de aguas residuales a favor del Lago Titicaca
Congresista Ávila admite que renunció a cambio de obras

Congresista Ávila admite que renunció a cambio de obras

11 de Marzo del 2018 - 09:30 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

El legislador puneño, Lucio Ávila Rojas, admitió que que ha renunciado a Fuerza Popular porque el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski le ofreció construir 10 plantas de tratamiento para el cuidado del lago Titicaca, con una inversión de mil millones de soles, proyecto que no tuvo el respaldo de su agrupación parlamentaria.“Si eso (la construcción de plantas de tratamiento) es una dádiva [del Gobierno], yo creo que se trata de una supervivencia para mi pueblo, de un millón y medio de habitantes“, dijo en declaraciones a La Razón.

El renunciante parlamentario dijo que la construcción de estas plantas de tratamiento está en un proceso de licitación internacional. “He sido elegido por ese pueblo olvidado, me debo a ellos y les doy cuenta y ellos serán al final los que me tengan que juzgar”, anotó.

Ávila negó ser considerado un tránsfuga, y dijo que renunció a Fuerza Popular para promover un reclamo de su pueblo, el cual fue escuchado por el Gobierno.“Hemos pedido que ese proceso que tiene cuatro años dilatándose para que finalmente se realice, tuve que renunciar. 

Dentro de Fuerza Popular no lo podía hacer. Debo dejar expresa constancia que hasta el momento en que he estado, he respetado las decisiones que han tomado como bancada para la votación”, indicó.

Lo cierto es que, el día viernes 9 de marzo el congresista altiplánico estuvo al lado del Presidente de la República. Este último anunció la declaratoria de interés de las plantas de tratamiento, con lo cual ahora se pasa a una etapa de promoción del proyecto y no de licitación como lo asegura Ávila Rojas. 

En sus últimas apariciones, el congresista aseguró que todo está encaminado, sin embargo y es de conocimiento general que, los terrenos para la construcción de las plantas de tratamiento aún no están saneados, un tema muy sensible.