Reabren hostales donde ultrajaron a dos escolares

Uno cambió de nombre tres veces luego del desprestigio por el hecho delictivo, y otro hizo mejoras en instalaciones para levantar sanción

26 de Marzo del 2018 - 09:55 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Correo

Dos establecimientos que funcionan como hostales, que fueron clausurados el 2017 por la Municipalidad Provincial de Tacna (MPT) por infracciones y al permitir el acceso de menores de edad que luego fueron abusadas sexualmente, han reabierto sus puertas para la atención al público, propiciando el reclamo de los vecinos.

Se trata de los hospedajes denominados Casa Mía ubicado en la avenida Vigil N° 1401, y Wilson que está en calle Olga Grohmann N° 379, en el Cercado. Ambos locales se vieron involucrados en hechos delictivos en los meses de mayo y junio del año 2017.

CASOS

El 16 de mayo del 2017, en el hospedaje Solier, como se llamó inicialmente Casa Mía, permitieron el ingreso de menores de edad sin registrarlos en el libro de huéspedes, entre ellos una adolescente de 15 años que fue embriagada y violada brutalmente en una habitación por dos supuestos amigos.

El execrable hecho fue repudiado por gran parte de la ciudadanía, ya que la víctima de abuso sexual sufrió lesiones graves en sus partes íntimas y tuvo que ser trasladada a un hospital de Lima.

Mientras tanto, la PNP logró capturar a dos presuntos agresores sexuales, siendo uno de ellos un menor de 16 años que ahora está en un centro juvenil de Arequipa, y el otro es Diego Armando Huilca Vilca (19), un joven cusqueño que inicialmente fue dejado libre por una jueza y ahora está en la lista de los Más Buscados del Ministerio del Interior y ofrecen S/ 20 mil de recompensa por su ubicación.

El 22 de junio del 2017 un grupo de menores alquiló una habitación del hostal Wilson por S/ 8, y en ese lugar una escolar de 13 años fue ultrajada cuando estaba ebria.

Tras la intervención de la PNP y MPT en dicho local, el propietario Roberto Choquecahua aseguró que no continuaría en el negocio de alquilar habitaciones en la segunda planta del inmueble, ya que solo había una escalera anti reglamentaria como acceso, pero tras la clausura hizo mejoras de esa vía y hace poco el local volvió a abrir su puerta.

Lo más leído