Emanuel Soriano: “Saqué todo mi lado oscuro para Django 2”

Intérprete encarna a “Montana”, un joven metido en el mundo del hampa en Django: sangre de mi sangre, película que se estrena el próximo 25 de enero
Emanuel Soriano: “Saqué todo mi lado oscuro para Django 2”

Emanuel Soriano: “Saqué todo mi lado oscuro para Django 2”

29 de Diciembre del 2017 - 11:45 » Textos: Carlos Narciso Napán » Fotos: José Luis Cárdenas

Con una fuerte dosis de acción, drama, humor y erotismo, la película Django: sangre de mi sangre, que tendrá de vuelta en la pantalla grande a Giovanni Ciccia, Melania Urbina, Tatiana Astengo y Sergio Galliani después de dieciséis años, promete romper la taquilla desde el próximo 25 de enero en todas las salas de cine del Perú.

La trama del filme, dirigido por Aldo Salvini, cuenta que después de muchos años, Django recupera su libertad y cuando regresa a casa ve a su hijo José metido en el mundo del hampa. Él lucha por sacarlo de ahí, pero tiene que enfrentarse a sus enemigos y a los demonios de su propio primogénito, un joven impulsivo y explosivo, que desea liberar toda la agresividad que lleva contenida.

Emanuel Soriano encarga al rebelde José Hernández, un joven criminal que se hace llamar “Montana”, en alusión a Tony Montana, nombre del personaje que interpretó Al Pacino en Caracortada (1983).

¿Qué nos puedes adelantar de lo que será tu personaje en la película Django: sangre de mi sangre? 

José Hernández es un chico que se ha sumergido en el mundo del hampa y que está muy resentido con su padre. Quiere desprenderse de la imagen de ser el hijo de Django. Él solo quiere ser “Montana”. Freddy Marquina (un delincuente encarnado por Aldo Miyashiro) de alguna manera lo apadrina. José es un chico capaz de todo, pero como todo ser humano que puede tener un lado bastante oscuro, también puede tener un lado de fragilidad que se podrá observar en la película.

En la película El beneficio de la duda (2015) interpretaste a un personaje malo. ¿Qué ingredientes tiene “Montana” en esta cinta? 

En esa película, que hice con Ricky Tosso, mi personaje era racional, pero tenía maldad, pero en esta “Montana” es más lumpen, más impulsivo, más explosivo.

¿Tiene algo que ver el apoyo de José con Tony Montana, el personaje protagonista de Caracortada?

José lo admira. De hecho, le dicen “Montana” por la cicatriz que él tiene en el rostro.

¿Qué tiene José del verdadero Tony Montana? 

Tiene un poco del trabajo de Al Pacino. En general, tanto de Tony Montana como de Michael Corleone (en la película El Padrino), que tienen una agresividad que está contenida y que en cualquier momento explota y vuelve otra vez. José es bastante observador y racional, pero después actúa, que es lo que hace Al Pacino en ambas películas.

Tu personaje entonces resulta ser el hilo conductor de la película, porque todo se desarrolla en torno a ti... 

Creo que nos repartimos, pero es verdad, yo soy un poco el motor para que Django haga cosas en la película. Sus acciones están relacionadas totalmente con mi personaje.

Vimos en el tráiler que Django busca sacarte del mundo del hampa...

Sí, de alguna manera quiere rescatarme. Pero ese es un precio que tiene pagar por las consecuencias de sus actos y él, claro, por el hecho de haber estado involucrado en ese mundo, años después sale de la cárcel y se encuentra con su hijo metido en eso también. Quiere sacarlo de ahí, pero para poder lograrlo tiene que ingresar otra vez.

¿Cómo has preparado tu personaje? 

Primero, ahondando en mí, sacando todo el lado oscuro que pueda tener uno porque, finalmente, todos los personajes somos uno mismo. Y para reflejar un poco esta realidad, con Stephanie Orúe tuvimos la oportunidad de conocer a chicos del Jr. Castilla, en el barrio del Callao, que se portaron muy bien con nosotros. Bailamos en la madrugada en la calle, tomamos cerveza, nos acercamos mucho a esa realidad y fuimos sinceros con ellos sobre lo que queríamos: reflejar su realidad. Y creo que lo hemos podido lograr en la película. 

DATO

Emanuel Soriano. Actor. Ha participado en películas como El premio, El evangelio de la carne y Viejos amigos; en telenovelas como Eva Ayllón, La Perricholi, Mi amor, el wachimán, Amor de madre, etc.; y en obras de teatro.

2002 se estrenó Django: La otra cara, que dirigió el cineasta Ricardo Velásquez.