Gerard Dória de El Último Vecino: “No me acostumbro a componer como músico adulto” (VIDEO)

Vocalista de banda indie pop española se confiesa a pocas horas de su concierto en la discoteca Nebula
Gerard Dória de El Último Vecino: “No me acostumbro a componer como músico adulto” (VIDEO)

Gerard Dória de El Último Vecino: “No me acostumbro a componer como músico adulto” (VIDEO)

30 de Octubre del 2017 - 21:12 » Textos: Pedro Meléndez » Fotos: Facebook El Último Vecino

En su segunda visita a la capital era una obligación conversar con Gerard Dória, vocalista de la agrupación El Último Vecino, que junto a Pol Valls Baldizn (sintetizadores), Bernat Castells Navarro (guitarra) y Manuel Leal Roca (batería) traspasan fronteras con sus canciones de ritmos frescos y letras que no se van con rollos por su simplicidad, pero que tienen ese encanto capaz de poner de fiesta hasta al más reacio. Sobre la evolución del grupo, lo que le espera en un futuro próximo, así como las expectativas para el show del 31 de octubre en la discoteca Nebula, en Miraflores, hasta la situación actual de Cataluña; he aquí las opiniones del líder de la banda indie pop en español del momento.

El nombre de El Último Vecino (EUV) nace a partir de un libro que estabas escribiendo. ¿Cómo así te animaste por ese título? ¿Piensas retomar el hábito de la escritura?

Esto fue cuando tenía 18 años y quería ser escritor así como otra gente quiere ser futbolista o policía. La historia trataba sobre un señor que vivía en una aldea donde iba muriendo la gente mayor y quedaba él solo, por eso se llamaba “El Último Vecino”. Al momento de escoger el nombre de la banda me di cuenta que las dos cosas que me apasionaban en la vida era este libro y la música. Y en homenaje a ese libro inacabado le puse a la agrupación “El Último Vecino”. Esa es la historia. He escrito otras cosas, pero quiero acabar este libro, lo he pensado más de una vez.

Las canciones de EUV tienen una letra bastante sencilla pero cautivadora. ¿Cómo logras equilibrar esos conceptos?

Realmente la letra es lo último que hago. Normalmente siempre empiezo con la base rítmica y luego le voy agregando las guitarras y los “sintez”. Una vez que está hecho esto improviso con un “loop”. Mientras te respondo, pienso y me doy cuenta de que tengo una forma de componer un poco extraña. Muchas veces escribo la primera, segunda y tercera estrofa; pero no tienen un coro, entonces como que hay una parte 100% terminada pero la otra no ha empezado. Eso me está pasando últimamente.

Pero, ¿ayuda a tu proceso creativo?
No sé si ayuda o no. En realidad hablando de procesos creativos, no sé cuál sigo. Lo que no me acostumbra pasar es componer como un músico adulto que coge una guitarra, un piano y crea la armonía con la letra. No me siento capaz.

Los lanzamientos discográficos de EUV han tenido formatos poco convencionales como el casete y el vinilo, ¿seguirán apostando por estos formatos o piensan apostar por plataformas digitales?

Sí, esto es algo que tenemos que hablar con nuestra disquera. Mi pensamiento es que hay que adaptarse a los tiempos y aprovechar lo mejor que te da cada época en la que te toca vivir. Me cae mal por los nostálgicos de los vinilos, casetes o lo que sea, pero entiendo que es mucho mejor adaptarse a la época que invertir en un vinilo.

¿Cómo ha tomado la agrupación la fama obtenida fuera de España?

Tampoco hemos venido cuatro veces a Sudamérica y nos gustaría seguir el mismo éxito con un aforo más grande. La verdad estamos medio acostumbrados, pero a la vez tenemos esos momentos en el hotel en que somos conscientes de que estamos en otro continente y se debe porque a la gente le gusta lo que hacemos. Es muy loco.

¿Qué diferencia encuentran entre el público europeo y el sudamericano?

El público latino es mucho más pasional y respetan más al artista, en que su euforia aumenta al final de la canción; el europeo lo hace durante la canción, más continuado. Al culminar el concierto el público europeo está ahí, te saluda, pero el latinoamericano cada uno es como es y nos hemos encontrado que nos hacen sentir más importantes.

La formación del grupo se mantiene, ¿es difícil la convivencia entre los miembros de EUV?

En principio es bastante fácil porque nos conocemos de bastante tiempo, y como en las mejores familias pues también hay roces. Por ejemplo, el guitarrista tiene un carácter muy fuerte pero está todo bien.

¿Han tenido oportunidad de escuchar grupos de la región?

Voy a ser muy sincero y capaz caiga mal, pero no. Esto se debe a que paramos con la agenda recargada y no nos da el tiempo de conocer y escuchar las propuestas, empaparnos de la escena de cada país. Con las giras, la producción de un nuevo disco y todo eso se van de la memoria el nombre de los grupos. No es por falta de interés, sino que pasa tantas cosas en la cabeza.

¿Cuánto tendrán que esperar los fanáticos por un nuevo disco de EUV?

Creo que dentro de unas tres semanas para que se pueda conocer lo nuevo. No habrá que esperar mucho, ya lanzamos la primera piedra.

¿Qué debe esperar el público de esta nueva presentación de EUV en Nebula este martes 31 de octubre?

Esperamos reencontrar lo que dejamos, nos fuimos súper contentos y cada vez queremos más, pero con solo encontrar el cariño del público estamos más que satisfechos.

Para terminar, como músico de Barcelona, ¿qué opinión te merece la situación de Cataluña?

Nunca he sido nacionalista, antes que político soy animalista. A nivel político me da igual lo que pase, pero esto era un problema que tarde o temprano llegaría. Por un lado creo que el gobierno de España se lo merece. 

Entradas 80 soles en pre venta y 100 soles en puerta