El camino de nuestra gastronomía

Columna de Jimena Agois
El camino de nuestra gastronomía

El camino de nuestra gastronomía

07 de Enero del 2018 - 07:27 » Textos: Jimena Agois Blog Pizca D’Sal@agoisfoto

Un año nuevo empieza y nuestra gastronomía trae varias novedades. Comenzamos con la mudanza de Central a Barranco. El restaurante del chef Virgilio Martínez cambia a un local, donde Mater Iniciativa tendrá un espacio importante como centro de investigación y base, también para Kjolle, local que Pía León abrirá en ese mismo lugar.

Por otra parte, MIL, el proyecto de ambos en Cusco, que ha tomado dos años y tiene como centro Moray, está ya aceptando reservas y listo para abrir sus puertas el próximo mes de febrero.En tanto, Mitsuharu Tsumura cerró el 2017 con muchas alegrías: obtuvo el puesto ocho entre los mejores restaurantes del mundo y el primero de Latinoamérica, llevando la cocina nikkei a todo el mundo. Asimismo, fue elegido el mejor restaurante de nuestro país, según la Guía Summum, que volvió el 2017 renovada, pero también con varios ajustes pendientes que esperemos se den este 2018. Esto no es todo, ya que Tsumura inauguró un restaurante hace unos meses en Santiago llamado Karai; y pronto abrirá sus puertas Aji, en Makao.

La despensa. Hoy en día ya hablamos de productos peruanos y de sus productores. Los cocineros no miran solo a sus cocinas, sino más allá, y se preocupan por temas como la sostenibilidad. Los mismos comensales se interesan por el origen de los insumos que comen y su estacionalidad, tema importantísimo para preservar nuestra biodiversidad y para llevar a la mesa productos de mucho sabor y calidad. Proyectos como La Revolución, al mando de Karissa Becerra, han tenido como centro de batalla la educación alimentaria tan necesaria en nuestro país y por la que ya estamos apostando. Es un camino largo, pero necesario. Aunque excelentes programas, como Hambre Cero, tengan como objetivo erradicar la malnutrición en nuestro país, es necesario un compromiso completo de todos, que nos ayude a ser coherentes con el discurso. Una potencia en gastronomía no puede tener altos índices de malnutrición.

Los jóvenes. La Generación con Causa pasó y en lugar de plantarse causas comunes, vimos intentos por acá y por allá, que no llegaron a definirse. Necesitamos jóvenes con cocinas fuertes, sólidas y bien logradas si queremos seguir avanzando. Hemos visto a algunos consolidarse y esperamos que este 2018 varios más se unan. Las mujeres van ganando lugar, con propuestas claras y mucho trabajo, como es el caso de Arlette Eulert, quien ha sabido crear una voz propia en su cocina y su compromiso con ella.Sin duda este 2018 viene con muchas novedades, próximas aperturas y proyectos interesantes. Estaremos atentos a cada detalle.

(Es importante preservar la biodiversidad para tener los mejores alimentos)