El sancochado del Sheraton es uno de los más pedidos en este invierno

Con el clima invernal a cuestas, disfrute de una vasta selección de contundentes potajes
El sancochado del Sheraton es uno de los más pedidos en este invierno

El sancochado del Sheraton es uno de los más pedidos en este invierno

24 de Julio del 2015 - 12:12 » Textos: J. Agois » Fotos: Agois Foto @agoisfoto

Aunque el frío no llegue con fuerza a nuestra capital, el sancochado del Sheraton Lima Hotel & Convention Center lo hace por todo lo alto por cuarto año consecutivo. Hasta el mes de octubre, todos los martes, miércoles y jueves de 12.30 p.m. a 3.30 p.m. podrá degustar este suculento manjar, preparado con los mejores ingredientes del mercado.

Sabor desde Europa

De origen ibérico, el sancochado muestra claramente la fusión de cocinas que presenta nuestra gastronomía. Fruto de la unión de dos platos muy tradicionales, el cocido madrileño; y el Timpo, plato típico de la sierra peruana, donde suele comerse primero el caldo y luego el plato de carnes. La transformación se da cuando al primero se le agregan tubérculos, tales como papas, ocas y yucas, así como un sinfín de salsas que hacen de cada bocado una experiencia única.

Fastuoso placer

José Montes, chef del hotel, es el creador de este contundente banquete que se presenta en formato buffet y donde nos deleita con toda su creatividad. Tiene una variedad de 15 cortes de carnes, donde además del pecho, la lengua y el asado de tira (que se deshace en la boca), hay cerdo, gallina, pollo, ossobuco, pavo, pollo, dos variedades de salchichas, carnero, tocino, cola (la favorita del chef) y más. A ello se le unen una serie de complementos que dejará satisfecho al más exigente comensal. Coles, garbanzos, papas, yucas, pallares, nabos, arvejas, plátanos, ocas y mashuas o duraznos, peras y blanquillos. La lista es infinita. Suena a lujuria y glotonería, y lo es.

Infinita selección

A todo esto hay que sumarle las más de 40 salsas que el chef ha ido creando a lo largo del tiempo, desde las clásicas huacatay y huancaína o las de ají y rocoto; como las novedades que están igual de buenas y que combinan a la perfección con ciertos cortes de carne como la cola y el cordero. Tártara con coco, tahine, hummus, guacamole, picantes orientales, entre otras. Para cerrar con broche de oro, Montes nos deleita con dos tipos de consomé, sabroso y contundente, ideal para tomar con unas gotas de limón y su ajicito más. Los postres son más discretos, pero no menos golosos, mousse de lúcuma, chirimoya alegre, pacay con manjar con leche o higos en almíbar, entre otras delicias. No puede dejar el local sin probar uno de los 12 macerados de pisco, ideales para cerrar con broche de oro. Puede servirse cuantas combinaciones aguante su estómago por S/.89 por persona. Sin duda una visita al centro, donde cada bocado vale el tiempo que uno demora en llegar.

Isolina: Un suculento banquete de nunca acabar

La competencia del Sheraton en estos momentos no es buffet, pero la porción es generosa para compartir. El nuevo local del chef José Del Castillo, Isolina, brinda un sancochado sabroso creado con ingredientes de primera y de un tamaño que lo dejará satisfecho por mucho tiempo. Son aproximados 3 kg de carne. Está elaborado con tres cortes que incluyen lengua, asado de tira y pecho de res. Todas hechas a su punto, suaves hasta deshacerse y de un sabor incomparable. Se incluye la clásica col, pero también otras delicias como zanahorias, choclos bebe, tubérculos y coles de bruselas. El caldo es de un sabor incomparable y las salsas están muy bien elaboradas, para que cada bocado sea ideal. Sólo se sirve los fines de semana y el precio por tremenda fuente es de S/.200. Vaya con varios amigos o la familia completa, que no se arrepentirá. Eso sí, si se deja seducir por los demás manjares que Del Castillo ofrece, guarde sitio porque con el estómago lleno la experiencia no será la misma. 

Lo más leído