Lo nuevo de La Trastienda

Luego de varios años en Barranco, restaurante se muda a la Costa Verde. Propuesta gastronómica recoge lo mejor de la comida peruana, pero con sabores del mundo
Lo nuevo de La Trastienda

Lo nuevo de La Trastienda

22 de Septiembre del 2017 - 13:28 » Textos: Jimena Agois @agoisfoto » Fotos: Jimena Agois @agoisfoto

Israel Laura y Carlos Bruce se conocen desde hace mucho tiempo. La primera vez que trabajaron juntos fue en el restaurante Chala ubicado en la Bajada de Baños en Barranco. Un pequeño local donde la cocina logró cautivar a los comensales locales por tres fructíferos años. Es así que Israel también diseña la primera carta de Picas, el bar del congresista que hoy en día sigue siendo un éxito. “Carlos creyó en mi trabajo cuando yo volví a Lima y por ello siempre voy a estar agradecido”, comenta.

El tiempo pasó, y el destacado chef decide apostar por proyectos personales como 550, Kañete y también El Gran Combo. Chala, por su lado, se transformó en La Trastienda y, luego de varios años en la Bajada de Baños, opta por mudarse a la Costa Verde, a un hermoso local de dos pisos frente al mar con capacidad para unas doscientas personas. Este espacio posee una zona de lounge y dos grandes barras donde se puede disfrutar un sinfín de maravillosos cocteles. Pero algo faltaba, y Bruce opta por volver a llamar a Israel, quien lo apoya como chef asesor fortaleciendo los puntos débiles del local, desde la selección del personal hasta la carta. De inmediato, su presencia se nota, con una propuesta gastronómica que recoge lo mejor de la comida peruana, pero con toques y sabores del mundo.

LA CARTA. Platos tradicionales, pero con puntos modernos que ahora miran al mar. Se mantienen los piqueos con opciones como la parrilla de mariscos con langostinos jumbo, calamares, pulpo, conchas de abanico y camarones. O las croquetas de cangrejo, acompañadas de sour cream, crema de camarones y pacchoy al wok. Hay anticuchos marinos y criollos, rolls, entre otros. Dentro de las entradas encontramos ceviches, tartar de salmón o pulpo a la brasa. En los fondos encontramos pescados enteros al peso, para dos y cuatro personas. Si busca algo más carnívoro, pruebe el lomo saltado ítalo-peruano o el suculento arroz con pato. No puede irse sin degustar los postres, sobre todo el arroz con leche silvestre con compota de frutos rojos y helado de vainilla hecho en casa.

Lo más leído