Ruta gastronómica en el corazón del Centro Empresarial

Opciones atractivas en carnes, pescados y mariscos, y nikkei para el comensal limeño
Ruta gastronómica en el corazón del Centro Empresarial

Ruta gastronómica en el corazón del Centro Empresarial

25 de Agosto del 2017 - 19:56 » Textos: Jimena Agois | @AgoisFoto » Fotos: Jimena Agois | @AgoisFoto

Son tres los restaurantes que hemos podido visitar en el Centro Empresarial de San Isidro, cuyas sólidas propuestas nos ha dejado queriendo más. Muy distintos entre sí, comenzamos con la visita al Sushi Cage, restaurante de cocina clásica japonesa y toques nikkei ubicado en el Swissotel. Norio Takeda está al mando de este local. Exjefe de cocina del primer Matsuei, a donde llegó en el año 1999, Takeda comenzó a cocinar en Lima junto a Nobu y Toshiro, por ello su talento en el arte de la cocina japonesa, tanto tradicional como nikkei. La carta es amplia y el producto, la estrella. Comenzamos con un tiradito de la casa, en el que una suave salsa agridulce cubre el pulpo y el atún, pero no opaca en ningún momento el sabor del producto que llega muy fresco a la mesa. Continuamos con un rol acevichado, suave y sabroso, no la clásica salsa de mayonesa que opaca todo. Dicen que Takeda fue uno de los inventores de este hoy clásico de la cocina nikkei y uno de los primeros en incorporarla a su carta. Vaya usted a saber, pero lo cierto es que su propuesta es de las mejores y más limpias que hemos probado en Lima. Está cubierto por hilos de camote crujientes, los cuales aportan textura a cada bocado. Cerramos la visita con un pescado salteado, cocido al punto perfecto y con una suave salsa y verduras al punto. Se nota la técnica de este itamae y eso nos encanta.

CARNES. El segundo local que visitamos es Osso. La reconocida carnicería y salumería que a tantos encanta, pero cuyo local original queda muy lejos para muchos, abre sus puertas en San Isidro con un imponente local donde se encuentra no solo el restaurante, sino también la tienda para los que quieran simplemente pasar a comprar los productos de Renzo Garibaldi. El templo de la buena carne cuenta con una gran barra y un extenso comedor. Comenzamos la visita con un flanken o asado de tira marinado en soya y azúcar rubia. Cocida al punto perfecto, la carne es jugosa y prácticamente se deshace en la boca. Seguimos con la hamburguesa, un clásico de la casa, elaborada 100% con carne de res y, para nosotros, una de las mejores de la ciudad. Utilizan cortes de hombro y grasa. Se sirve con salsa animal, tocino, queso cheddar, tomate y lechuga para un bocado perfecto. El pan es un brioche artesanal y todos estos elementos los pueden encontrar en la tienda con el fin de poder preparar su hamburguesa Osso en casa. Los chorizos creo que todos los conocemos, vienen en distintos sabores, pero creo que mis favoritos son el parrillero, maple y el de miel de rocoto, que presenta un punto picante realmente delicioso. El Osso Prime es el plato final de la noche. Bife ancho angus de unos 1200 kg aproximadamente. Se cocina al vacío unas cinco horas junto a ajos confitados, cebolla en polvo, sal y pimienta. Finalmente es pasado por las brasas de la parrilla y llega a la mesa como debe ser: termino medio. Cerramos con broche de oro con un Osso Mess, un mason jar con una pavlova desecha dentro, que incluye merengue, crema, helado de vainilla, fresas y caramelo de tocino, mi favorito.

PESCADOS Y MARISCOS. Pero ahí no acaba la noche, nuestra última visita fue en Felix Brasserie, el último proyecto del reconocido chef Rafael Osterling y que tiene a la cabeza al talentoso y joven chef Ricardo Martins. En este maravilloso local, donde la terraza es la estrella, los ingredientes son los protagonistas. Se nota claramente la influencia mediterránea de Osterling y el perfecto manejo de los insumos locales en cada uno de los platos. El bar tiene una interesante propuesta de cocteles a base de un mezcal que no puede dejar de probar. Dentro de las maravillas que probamos está el plato de mariscos con frejoles de árbol, una opción bien elaborada de sabores sencillos, pero muy combinados. La cocción del marisco es perfecta y permite apreciar todo su sabor. Seguimos con un pescado acompañado de lentejas, que simplemente nos dejó con ganas de más. Sin duda uno de mis restaurantes favoritos hoy en día y que les recomiendo 100%.

Locales

Sushi Cage-Swissotel Lima. Av. Santo Toribio 173 y Av. Central 150, San Isidro. T. 4214422.

Osso Carnicería y Salumería. Av. Santo Toribio 173 y Av. Central 172-Torre Real 6, San Isidro (Frente al Swissotel). T. 4697438.

Felix Brasserie. Av. Santo Toribio 173, San Isidro. T. 4158564/982521454.