Río de Janeiro [AFP]. El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, dio a conocer este martes que dio positivo al test del nuevo , por lo que pidió a los habitantes de su estado que se mantengan en sus hogares.

“Desde el viernes pasado no vengo sintiéndome bien, pedí realizarme el test de COVID-19 y el resultado dio positivo”, informó Witzel en un video publicado en Twitter, en el que pide a la población que respete las medidas de cuarentena prorrogadas por su gobierno hasta el 30 de abril.

“Tuve fiebre, dolor de garganta, pérdida de olfato; gracias a Dios me estoy sintiendo bien. Continuaré trabajando, manteniendo las restricciones y las recomendaciones médicas”, agregó el gobernador de Río de Janeiro.

Cabe destacar que, el día lunes en un decreto del gobernador Wilson Witzel extiendió las medidas adoptadas el pasado 30 de marzo y que ya daban continuidad a una serie de restricciones impuestas por primera vez desde el 17 de marzo en la segunda región más afectada por el COVID-19, detrás de Sao Paulo.

Según el decreto del Gobierno regional, los centros comerciales, gimnasios, salones de belleza y actividades no esenciales se mantendrán cerrados, al igual que el transporte aéreo y terrestre con los estados en los que esté confirmada la circulación interna del virus o los que se hayan declarado en situación de emergencia.

También deben permanecer suspendidas las clases en escuelas y colegios, cerrados los teatros y las salas de cine y se continuará con la prohibición de la realización de eventos y actividades públicas, visitas a centros penitenciarios, a pacientes infectados en los hospitales y traslado de presos.

Los vuelos internacionales y la llegada de cruceros provenientes de países con circulación del coronavirus continuarán suspendidos en los dos principales aeropuertos de la ciudad, el Santos Dumont y el Galeao.

Según el último balance del Ministerio de Salud, Brasil registra 1,328 muertes y 23,430 casos confirmados de COVID-19.