Debido a que las clases presenciales siguen suspendidas, el Minedu y un sector de colegios privados están comenzando a desarrollar la educación a distancia utilizando recursos educativos virtuales y/o audiovisuales. El Minedu le denomina a esta estrategia: “Aprende en casa”.

Pero se debe tener en cuenta que, según el INEI, el 2018 sólo el 33.3 % de hogares a nivel nacional tenía una computadora (Lima Metropolitana el 52.8 %, el resto de la población 25.1 %, en el ámbito urbano el 41.9 % y en el rural solo el 5.5 %). De igual modo, el 29.8 % de hogares tiene conectividad por internet (Lima metropolitana 54.2 %, el resto de la población 18.7 %, en el ámbito urbano 38.1% y en el rural 2.1 %). Según INEI el 90.9 % de hogares peruanos tiene al menos un celular a nivel nacional y el 82.3 % de hogares tiene al menos un televisor.

Esta información nos permite afirmar que, si bien la estrategia para los colegios públicos puede llegar virtualmente a un sector, lo recomendable para cubrir una mayor cantidad de alumnos es utilizar especialmente la televisión a través de los canales de TV Perú y Radio Nacional que tienen llegada a los lugares más alejados del país. También pueden usarse los celulares. A esta iniciativa sería bueno que se sumen las emisoras privadas.

Sean cuales fueren los recursos tecnológicos que se utilicen, es importante que “las clases a distancia”, incluidas las que vienen desarrollando muchos colegios privados, sean desarrolladas con criterio pedagógico, considerando la introducción (motivación), adquisición, retroalimentación y evaluación de los aprendizajes. Para lo cual deben utilizarse videos, textos, cuestionarios, imágenes y experimentos. Las lecciones no debieran durar más de 90 minutos y programarse máximo 3 diarias. Finalmente: Por favor que “las clases a distancia” no se conviertan en una vía perniciosa para acumular de tareas a los niños, niñas y adolescentes, incluyendo a los padres de familia.