Ejecutivo: Un fallo del TC contra disolución del Congreso sería un “fraude a la Constitución”

El procurador que defendió la posición del Gobierno dijo que el Parlamento disuelto busca “limitar” el derecho ciudadano a resolver una crisis política.
Ejecutivo: Un fallo del TC contra disolución del Congreso sería un “fraude a la Constitución”

El procurador público Luis Alberto Huerta representó al Ejecutivo en la audiencia del TC por la disolución del Congreso.

04 de Diciembre del 2019 - 11:50 » Textos: Redacción multimedia » Fotos: Alberto Valderrama

El procurador público en materia constitucional del Ejecutivo, Luis Alberto Huerta, se presentó en la audiencia del Tribunal Constitucional (TC) para defender la decisión de Martín Vizcarra de disolver el Congreso el pasado 30 de setiembre, y señalar que un fallo a favor de la demanda competencial que sustentó Pedro Olaechea sería avalar un “fraude” contra la Carta Magna.

“Si fallan a favor de la parte demandante (Congreso de la República), estarán lamentablemente avalando un fraude a la Constitución y la cuestión de confianza. Si la declaran infundada, estarán a favor de la deliberación política en asuntos públicos por parte de la ciudadanía en su conjunto", manifestó ante el TC.

Huerta cuestionó a Pedro Olaechea, como la parte que presentó la demanda competencial en contra de la disolución del Congreso, por considerar que lo que buscan principalmente es atentar contra la posibilidad de que la ciudadanía resuelva una tensión entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

“El objetivo central de la parte demandante, la pretensión principal es cuestionar la facultad presidencial de disolver el Congreso. En otras palabras, el objetivo es limitar, restringir, cuestionar el derecho de la ciudadanía a ser convocada a elecciones para resolver la crisis política”, aseguró el procurador.

El representante del Ejecutivo acusó al disuelto Parlamento de haber tenido una actitud constante en contra de la facultad del presentar cuestiones de confianza, primero, por sus constantes intentos de limitar esta facultad del Gobierno a través de cambios en su reglamento y en el referéndum del 2018.

“La segunda conducta evidenciada por el Congreso contraria a la cuestión de confianza, es cuando se aprueba formalmente pero el Congreso adopta una posición contraria a la que se planteó o se aprobó [...] En su mensaje a la Nación, el presidente de la República señaló claramente que hubo una aprobación formal de la cuestión de confianza pero había sido denegada en los hechos (por la inmunidad parlamentaria)”, recordó.

Huerta participó en la audiencia del TC luego que se pronunciaran tres posiciones en contra de la disolución del Congreso: Pedro Olaechea (quien presentó la demanda competencial), y dos abogados del Parlamento (Jorge Campana y Enrique Ghersi).

Lo más leído