¿Cómo saber si sufro fibromialgia o estrés?

Diferencias entre la fibromialgia y estrés
¿Cómo saber si sufro fibromialgia o estrés?

¿Cómo saber si sufro fibromialgia o estrés?

09 de Mayo del 2018 - 12:28

Muchas personas cuando sienten dolor muscular en el cuello o en la espalda aducen al estrés como principal factor, sin embargo podría ser una fibromialgia.

¿Cuál es la diferencia entre estrés y fibromialgia?

El estrés es un tensión física o emocional que se  expresa en frustración, nerviosismo, cansancio, dolores de cabeza, mala memoria, achaques frecuentes. En tanto la fibromialgia presenta dolores musculares en el cuello, los hombros, espalda, cadera, brazos y piernas  sin causa alguna. 

Segunda diferencia: El estrés tiene una causa conocida como problemas de pareja, falta de dinero, problemas en el trabajo, entre otras. La fibromialgia no tiene una causa conocida.

¿Qué significa fibromialgia en español?

La fibromialgia en español significa dolor en los músculos, en el tejido fibroso, ligamentos y tendones. Es un dolor muscular crónico que aparenta estar generado por las articulaciones, sin embargo no es así, porque es una enfermedad de origen desconocido. 

Nota: la fibromialgia padecen más mujeres que varones.

Síntomas de la fibromialgia

Uno de los síntomas notorios consiste en la anomalía  de la percepción de dolor. Esta enfermedad puede ocasionar rigidez generalizada al levantarse de la cama, inflamación en las manos y pies o los hormigueos en las manos. La mayoría de las personas que acuden al médico suelen decir que tienen dolor de huesos en todo el cuerpo o dolor en todo el cuerpo.

otro de los síntomas el el cansancio, trastorno de sueño, ansiedad, depresión, jaquecas, sequedad en la boca y dolores en la menstruación.

Tratamiento para la fibromialgia

Esta enfermedad no tiene cura, sólo tiene un tratamiento que apacigua los dolores. Identificar las alteraciones psicológicas como la ansiedad y la depresión ayudará a mejor con el tratamiento.

La persona debe dormir en una cama suave, prohibido tomar bebidas estimulantes como el café, ingerir sustancias, evitar temperaturas extremas, ruidos y luces.

Los medicamentos (analgésicos) se debe consumir con la receta de un médico. La auto-medicación podría complicar la situación.

Conclusión: Esta enfermedad no deja secuela físicas ni influye en la supervivencia del paciente, pero impacta en la calidad de vida.

Lo más leído