Un de los principales hospitales de la región requiere ser intervenido con urgencia, pues varios equipos necesitan ser cambiados para la atención. (Foto: GEC)
Un de los principales hospitales de la región requiere ser intervenido con urgencia, pues varios equipos necesitan ser cambiados para la atención. (Foto: GEC)

Desde hace varios años, sus cuidadores han advertido de las constantes fallas que viene padeciendo sus órganos vitales. El paciente ya ha sido operado del corazón, pero de aquella intervención ha pasado dos décadas y no ha sido suficiente para alejarlo del riesgo de muerte. Sus pulmones también están complicados y los remedios que le aplican día a día, permiten que siga respirando pero no mejora. Todo tiene un límite y es a lo que ha llegado.