Lambayeque: Más de mil escolares no iniciaron clases en la región

Mientras que otros 340,000 alumnos sí empezaron el año escolar, algunos lo hicieron en aulas prefabricadas o en sus mismos centros educativos, cuyos trabajos de refacción aún no culminan y estarían listos todavía a fin de mes
Lambayeque: Más de mil escolares no iniciaron clases en la región

Lambayeque: Más de mil escolares no iniciaron clases en la región

13 de Marzo del 2018 - 12:05 » Textos: Perla Polo » Fotos: Correo

Más de mil alumnos no iniciaron el año escolar ayer 12 de marzo, tal y como las autoridades de Educación lo habían previsto, esto debido a obras inconclusas, inconvenientes técnicos u otros al tener que seguir estudiando en aulas prefabricadas, en la región Lambayeque.

Entre ellos están los centros educativos Naylamp de Chiclayo, Diego Ferré del distrito de Reque y Purísima Concepción de Túcume.

El gerente regional de Educación, Ulises Guevara Paico, señaló que son unos 1,300 escolares los que no han iniciado las clases debido a los trabajos de reconstrucción que se están realizando aún, pues se presentaron algunos retrasos. Dijo que las labores educativas para esa población estudiantil será este 19 del presente mes.

“Hoy (ayer) han iniciado aproximadamente unos 340,000 alumnos, han empezado las clases y 11, 600 profesores nombrados y contratados empezaron con el respectivo dictado de clases. ”, dijo.

SIN CLASES. En la Institución Educativa inicial N° 217 Purísima Concepción de Túcume, no han iniciado las clases debido a que la infraestructura se ha debilitado, tras inundarse con aguas servidas.

La directora del plantel, Elizabeth Rodríguez Salazar, informó que todo el local ha quedado húmedo por el colapso de los desagües y además eso conllevó a la proliferación de zancudos y otros mosquitos que ponen en riesgo la salud del alumnado y por ende su integridad física al poder desplomarse cualquiera de las paredes.

La docente comunicó que para ello ha solicitado a la municipalidad del distrito donar seis volquetadas de arena.

“Pedimos al alcalde que disponga entregar la arena que le solicitamos y además también exigimos que se fumiguen todos los ambientes o sea las aulas y en todo el entorno del colegio, para de esa manera evitar daños a la salud de más de 149 niños y de los mismos profesores”, sostuvo.

De igual forma, en el colegio Naylamp de Chiclayo, más de 600 escolares no pudieron empezar sus clases al igual que en otros centros educativos, esto debido a que aún no se concluye la reconstrucción de la infraestructura que es una obra que empezó en marzo del 2016 y se ha estado postergando por diversas circunstancias. Actualmente, está en un 95 por ciento de avance y debe estar culminada para fines de marzo.

Mientras que, en la Institución Educativa Carlos Augusto Salaverry, del distrito de La Victoria, sí decidieron aperturar el año escolar en los módulos o aulas prefabricadas antiguas, esto pese a que los trabajos de remodelación del colegio aún no culminan.

La directora Ruth Morocho Correa, manifestó que se han matriculado más de mil alumnos y también se han retirado un buen número de estudiantes por las condiciones en las que se encuentra el plantel.

Morocho Correa añadió que junto a los profesores decidieron empezar el año, así todo el colegio no esté en las mejores condiciones y los niños y adolescentes tengan que escuchar clases en las 15 aulas prefabricadas y algunas antiguas.

“Prácticamente 2 años que estamos así en estas condiciones, porque esto del mejoramiento del colegio empezó en abril del 2016 y estaba proyectado para octubre y seguimos así. Los trabajos no terminan porque tuvimos problemas con la primera constructora y el contrato lo rescindieron y hay otra constructora que iba entregar los trabajos a fines de febrero y no fue así. Responsabilizamos al gobierno regional porque ellos son los que hacen los contratos con las constructoras”, agregó.

Asimismo, dio a conocer que el mal estado en las que estudian los escolares los afecta bastante

Algunos padres de familia también mostraron su malestar, ya que sus hijos no solo se ven perjudicados con las aulas, si no también con los servicios higiénicos que están en malas condiciones.

APERTURA. En el colegio Santa Magdalena Sofía de Chiclayo, 2,500 alumnas también aperturaron el años escolar, así estén con la infraestructura inadecuada.

La directora, Magaly Romero, pidió se priorice la reconstrucción de este plantel que tiene 71 años de antigüedad.

De la misma manera en el distrito de Tumán, unos 80 alumnos de la Institución Educativa Inicial 439 comenzaron sus clases en cuatro aulas prefabricadas, que están ubicadas en medio de un descampado en el sector Aviación.

La directora Judith Magaly Guerrero Elera, explicó que son cuatro docentes los que enseñan en los módulos que están desde el 2017, anteriormente estaban en locales prestados.

“En la Ugel de Chiclayo nos han dicho que el expediente técnico está en la municipalidad de Tumán, porque supuestamente ellos son los que han ganado la licitación. Hoy día ha sido la apertura del año escolar y pues los pequeños tienen que estudiar en estos ambientes. Lo que más perjudica es la tierra, el polvo que se levanta por los fuertes vientos”, acotó.

Además, a simple vista se pudo verificar que el colegio está rodeado de palos de madera, cuyos profesores y profesoras los han pintado de colores para darle un panorama llamativo para los niños.

Esta misma situación ocurre en otro colegio ubicado en el sector Pampa El Toro, cuyos pequeños estudiantes también están en módulo o aulas prefabricadas. Los padres exigen a las respectivas autoridades que les construyan un verdadero centro educativo para una mejor educación.