Rebagliati, Santa Rosa, Grau, Cayetano Heredia y Arzobispo Loayza tienen copadas el área para pacientes de COVID-19 en estado crítico. Otros 9 nosocomios están al borde del colapso por creciente número de infectados (Foto: Lino Chipana / GEC)
Rebagliati, Santa Rosa, Grau, Cayetano Heredia y Arzobispo Loayza tienen copadas el área para pacientes de COVID-19 en estado crítico. Otros 9 nosocomios están al borde del colapso por creciente número de infectados (Foto: Lino Chipana / GEC)

Texto: Karina Valencia y Erik Rivera

En alerta roja. Un total de doce hospitales de Lima ya no cuentan con disponibilidad de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) al encontrarse ocupadas por pacientes que están al borde de la muerte producto del nuevo coronavirus.

Sin embargo, nueve nosocomios más podrían tener el mismo futuro en las próximas semanas, pues el promedio de su capacidad de camas UCI es, actualmente, de 83%.

Así lo muestran los datos del Ministerio de Salud (Minsa) y  la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) sobre la disponibilidad de camas de hospitalización y UCI a nivel nacional al 18 de diciembre.

Los nosocomios con UCI copadas en su totalidad son el Hospital Edgardo Rebagliati (135) de EsSalud, el Hospital de Apoyo Santa Rosa (9), el Hospital Sergio E. Bernales (6), el Hospital III Emergencias Grau de EsSalud(8), el Hospital Arzobispo Loayza (24) y el Hospital Cayetano Heredia (26).

Le siguen el Hospital Octavio Mongrut, el Hospital Ramón Castilla, el Hospital Gustavo Lanatta (Huaura), el Hospital Suárez Angamos y el Hospital José Casimiro Ulloa.

Este último grupo, a excepción del Casimiro Ulloa, pertenece a la red prestacional de EsSalud.

EN SITUACIÓN CRÍTICA. La situación parece no mejorar en el resto de los principales nosocomios de Lima.

Por ejemplo, otros establecimientos de salud, como el Hospital de Emergencia Ate Vitarte y el Hospital Hipólito Unanue, muestran un porcentaje de ocupación en camas UCI de 97 %y 90.9%, respectivamente.

En tanto, el Hospital Guillermo Almenara de EsSalud, el Hospital Emergencias de Villa El Salvador, el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja y el Hospital Clínica San Isidro Labrador de EsSalud se ubican en un rango entre el 88.46% y 83.33%.

Por último, el Hospital Carlos Alcántara de EsSalud registra un 75% de ocupación en UCI para pacientes COVID-19; mientras que los hospitales San Juan de Lurigancho y Dos de Mayo alcanzan el 70%.

EN EL INTERIOR. En medio de la alarma generada por el aumento de casos confirmados del nuevo coronavirus, el médico Martín Távara renunció a su cargo como titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Piura.

José Nizama, médico de profesión, asumió en reemplazo de Távara desde el pasado viernes tras ser designado en el cargo por el gobernador regional Servando García.

Al respecto, el presidente de la Federación Médica de Piura, Arnaldo Vite, anunció que solicitarán al nuevo director de la Diresa el cambio de funcionarios que laboran en puestos claves como, por ejemplo, del hospital Santa Rosa, cuyo colapso fue denunciado por los profesionales de salud de ese centro de salud.

En tanto, el director del Hospital San José de Chincha, Víctor Donayre, descartó que observe un descenso en la curva COVID-19 de la región .

No obstante, datos del Minsa y Susalud muestran que el nivel de demanda de camas UCI para estos pacientes ha aumentado en la zona norte del país. (Ver infografía).

Lambayeque muestra el 100% de ocupación de sus camas para enfermos en situación crítica y con asistencia de un ventilador mecánico; mientras que en Piura la cifra alcanza el 97,3%.

LECTURA. Previamente, Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi), advirtió que en el país un 95% de camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) existentes se encuentran ocupadas.

Sin embargo, indicó que el saldo restante, es decir el otro 5%, que constituye a la disponibilidad de camas, le pertenece al sector privado.

“Nuestro universo de camas UCI es de 1,400. Actualmente, estamos trabajando en dos frentes: en las áreas para pacientes enfermos de COVID-19 y en las que se atienden a personas con otras enfermedades”, señaló.

Explicó que en varios hospitales del país los trabajos fueron distribuidos después de la crisis sanitaria, en un 70% para atender casos propios del virus y el otro 30% para personas que padecen diferentes patologías.

Valverde estimó que la situación del país sobre la pandemia se agudiza debido al incremento de casos, sobre todo, en el norte del Perú.

Precisó a este diario que los lugares que empiezan a complicarse son Piura, Chiclayo y Trujillo por la escasez de camas y la larga lista de pacientes para ser atendidos.

Consultado por las regiones que estarían en la misma línea que las anteriores, respondió que “tenemos informes de que Arequipa está quedándose sin camas UCI” y que en Huánuco la situación no está exenta de esta realidad.

Señaló que a la fecha se registran 3500 casos de personas infectadas por el coronavirus, de los cuales 1350 están internadas en las Unidades de Cuidados Intensivos.

De ese total, indicó, 1100 responden a pacientes infectados por el virus y 250 a ciudadanos internados por otras enfermedades.

“Estamos, prácticamente, saturados. La cantidad de camas que hemos manejado en su peor momento ha sido 1800. Unas 400 camas son las que manejamos cuando ocurre un desastre. Si se activan podríamos llegar a ese tope”, dijo.

En otro momento, alertó que todavía no se restablece la actividad hospitalaria al 100%, porque hay médicos que no retornan a sus labores al seguir infectados y otros debido a que son personas con morbilidades.

VIDEO RECOMENDADO

Colombia anuncia adquisición de 40 millones de vacunas contra COVID-19

Colombia anuncia adquisición de 40 millones de vacunas contra COVID-19