Guitarrista de Hammerfall: “Los estigmas con los que vivimos han desaparecido”

Oscar Dronjak habla sobre el regreso de la banda sueca y que se presentará este 7 de diciembre en el Centro de Convenciones Festiva
Guitarrista de Hammerfall: “Los estigmas con los que vivimos han desaparecido”

Guitarrista de Hammerfall: “Los estigmas con los que vivimos han desaparecido”

27 de Noviembre del 2017 - 12:10 » Textos: Tomás Chávez

Durante algunos conciertos, cuando Hammerfall inició su camino en la música, la banda fue objeto de agresiones e insultos por las variantes que aportaron al estilo del metal. Veinticuatro años después, la banda ha publicado una decena de discos y recalcan que están a favor de las etiquetas en el género.

¿Cómo toman este regreso al país luego de 16 años? 

Esto será interesante porque creo que Lima es muy distinta a la primera vez. Sería genial que quienes fueron en aquella oportunidad al show, también nos acompañen en este. Son una o dos generaciones nuevas. Será un show de Hammerfall totalmente renovado. Tenemos nuevos integrantes en la banda, y eso crea un nuevo ambiente para nosotros en el escenario.

¿Qué nos puedes contar acerca del último disco del grupo, Built to last? 

Nos tomamos un descanso para recargar nuestras energías y volverle a encontrar el gusto a lo que estábamos haciendo. Regresamos todos con una pasión renovada, excepto Anders Johansson (baterista) que dejó la banda. Desde la base del disco (r)Evolution (2014), empezamos a crear como no lo hacíamos hace mucho. Cuando todo estuvo listo con nuestro nuevo álbum, aún tenía energías para más. Built to last es de lo mejor que hemos hecho.

Este año se cumplen 20 años del álbum Glory to the brave, ¿qué consideras que ha cambiado para la banda?

Depende como uno lo vea. Como individuos hemos crecido mucho, pero nuestra pasión por el metal sigue siendo la misma. Siempre hemos dicho que somos una banda de heavy metal, nunca nos hemos puesto etiquetas. Cuando escuchas nuestro último álbum y el primero, verás que son dos épocas distintas, pero que van muy bien de la mano.

¿Por qué entonces fueron catalogados dentro del estilo ‘power metal’? 

Cuando la banda nació (1993), el heavy metal estaba anticuado y degradado a lo más bajo. Todos los que nos escucharon a nosotros, con nuestro estilo menos agresivo, nos cuestionaron. Nosotros los mandamos al diablo a todos, porque era lo que también queríamos hacer. Antes no existía el ‘power metal’ como en la actualidad, pero aunque nos digan que pertenecemos a otro subgénero, seguiremos siendo heavy metal. Estamos orgullosos de eso. No estoy de acuerdo con las etiquetas.

¿Contra qué lucharon cuando empezaron en esta variante más melódica del estilo? 

No había respeto por este tipo de música. Recuerdo los momentos cuando subíamos al escenario vistiendo cuero y cadenas, el tipo de ropa que se usaba en el heavy metal y me gustaba, porque era especial. Sin embargo, las personas pensaban que era todo por pose. Todo eran prejuicios. El heavy metal era más que eso. Nosotros nos concentramos en la música y eso fue lo primero que atrajo a nuestro público. Mucha gente tuvo la misma visión.

¿Crees que estos prejuicios existen? 

Ya no tan explícitos como antes. Los estigmas con los que vivimos han desparecido. Para mí, no me importa mucho lo que otros piensen, sabemos que hay muchísima gente nos sigue. Es más, de regreso a los ochenta, no existía la música pesada en las radios locales (Suecia). Cuando lanzamos el disco Renegade (2000), la revolución del género se implementó también en la señal abierta. Eso nunca nos lo reconocieron.

PERFIL

Oscar Dronjak

Guitarrista y compositor

Ha sido parte de los diez discos que la banda publicó. Glory to the brave, Renegade y Legacy of the kings son algunos de los principales.