Luis Nava confesó que Odebrecht entregó dinero a Alan García Pérez

ESPECIAL: El caldo de cuy un plato de entrada nutritivo

Felicita Campos aconseja: "Para el preparado es recomendable contar con un cuy macho entre dos y tres meses de crecimiento, y debe tener un peso aproximado de 900 gramos".

22 de Octubre del 2014 - 14:28 » Textos: Germán castillo

En nuestra región los caldos son formidables reconstituyentes de calor y nutrición, porque el clima es frío y la faena laboriosa. Un ejemplo de ello es el caldo cuy, un plato de entrada que el comensal encuentra en ello una fuente de energía, que repara no solo al cuerpo físico, sino también es un auténtico "levanta espíritu".

La sopa de cuy, asimismo, es consumido con fines curativos, para prevenir y detener la neoplasia, porque en su preparado se mantiene sus propiedades nutracéuticas.

El caldo está compuesto por papa amarilla, apio, cebolla, zapallo, poro, zanahoria, nabo, fideo cabello de ángel, muña y un diente de ajos chancado en mortero. Su preparación es sencilla y su cocción se da en 15 minutos.

Para el preparado el principal ingredientes es recomendable contar con un cuy macho entre dos y tres meses de crecimiento, y debe tener un peso aproximado de 900 gramos. Asimismo, debió ser alimentado con alfalfa, que es la "reina de los forrajes" por su alto valor nutritivo de proteínas, fibra, vitaminas y minerales.

PREPARACIÓN. Felicita Campos Medina, de 88 años, propietaria del recreo "El Pantano" y que tiene más de medio siglo cocinando comidas típicas, manifestó que el caldo de cuy es apetitoso y el comensal al paladear se chupa los dedos. Su preparación comienza haciendo hervir el agua, conjuntamente con el cuy trozado en una cantidad necesaria de agua y al primer hervor el líquido hirviente se bota para quitarle el olorcito.

Luego en otra olla se hace hervir el cuy y, según transcurre los minutos, reposadamente se va destapando la olla de rato en rato para añadir el apio, zapallo, ajos chancado, poro, zanahoria, nabo, papas amarillas, muña y fideo cabellos de ángel, su cocción se da entre 12 a 15 minutos de burbujear el líquido, cuy y otros ingredientes en la olla, quedando listo para servir al comensal el exquisito caldo.

NUTRIENTE. El caldo de cuy es un plato de entrada nutritivo y tiene 20.3% de proteínas frente a otras especies, posee menos porcentaje de colesterol que otras carnes. Tiene alta concentración de colágeno, que ayuda a la coagulación de la sangre y facilita buena cicatrización de las heridas, también su consumo de la carne ayuda a desarrollar las neuronas.

CONSUMO. El hábito del consumo del caldo de cuy en el valle del Mantaro, es poco, a sabiendas que consumir un plato de la sopa es beneficioso por sus propiedades y bondades nutricionales, curativos y digestivos, y para elevar sus niveles de consumo debe divulgarse y promocionarse. Ancestralmente, la mujer gestante campesina, consumía el caldo y la carne de cuy sancochada para el período de recuperación después del parto.

CURATIVO. El caldo de cuy, es un alimento aceptable para personas que sufren de cáncer, colesterol y por ser nutritiva debe promoverse su consumo.

PRECIO. El precio de un plato con un cuarto de cuy puede ofertarse entre 15 y 16 nuevos soles, y con un octavo de presa cuesta 8 nuevos soles.

Lo más leído