Comisión de Constitución evalúa revisar la inmunidad presidencial

Capturan banda de raqueteros en San Juan de Miraflores

Los delincuentes fueron intervenidos cuando asaltaban a un empresario musical, a quien estaban a punto de robarle equipos de sonido valorizados en más de 20 mil dólares.

22 de Octubre del 2014 - 14:25 » Textos: O. Herrera

Tras una larga persecución y en medio de una infernal balacera, agentes del Escuadrón de Emergencias Sur 2 pusieron tras las rejas a una peligrosa banda de raqueteros que se había convertido en el terror de los transportistas y peatones de los distritos del cono sur.

Jean Carlo Pacheco Lobatón (26), Freddy Chama Becerra (29) y Martín Gonzáles Espinoza (40), fueron intervenidos cuando asaltaban a un empresario musical, a quien estaban a punto de robarle equipos de sonido valorizados en más de 20 mil dólares.

Según información policial, cuatro hampones a bordo de un moderno automóvil de placa C6E-093, la misma que habían adulterado, interceptaron la furgoneta de matrícula D3B-910, en el cruce de las avenidas Pastor Sevilla y Los Álamos, en Villa el Salvador.

Tras reducir al empresario Jorge Saldivar, trataron de apoderarse de la consola, parlantes y otros implementos musicales valorizados en varios miles de dólares, sin imaginar que un patrullero del Escuadrón Sur 2 los tenía prácticamente cercados.

Al verse rodeados, los delincuentes emprendieron veloz huida, protagonizando una espectacular persecución que se prolongó hasta las inmediaciones del puente Atocongo, donde fueron capturados en medio de una infernal balacera.

El violento tiroteo permitió la captura de tres de los cuatro delincuentes. Uno de los maleantes logró escapar con una herida de bala en la pierna. Los apresados fueron trasladados a la sede del Escuadrón Sur 2, en Villa María del Triunfo. Gonzales Espinoza, líder de la banda, fue hospitalizado en el hospital María Auxiliadora tras recibir dos impactos de bala en la espalda.

En poder de los maleantes se encontraron diversas especies robadas, además de dos armas de fuego. Hasta la dependencia policial llegó el agraviado, quien los reconoció plenamente. "Estaban dispuestos a todo. Nos apuntaron con sus armas en la cabeza a mi esposa y a mi, y nos obligaron a entregarles todos nuestros equipos", recordó aún nervioso Jorge Saldivar.

Lo más leído