Sesión central de la Cumbre de las Américas fue dedicada a condenar a Nicolás Maduro

Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que su país no se quedará con los brazos cruzados y no descansará hasta que Venezuela no alcance la libertad
Sesión central de la Cumbre de las Américas fue dedicada  a condenar a Nicolás Maduro

Sesión central de la Cumbre de las Américas fue dedicada a condenar a Nicolás Maduro

15 de Abril del 2018 - 17:56 » Textos: Karina Valencia » Fotos: Correo

La grave crisis política, social y humanitaria que atraviesa Venezuela, bajo el régimen del presidente Nicolás Maduro, fue condenada ayer por dieciséis países que participaron en la VIII Cumbre de las Américas, llevada a cabo en Lima.

A través de un documento conjunto, los jefes de Estado y de Gobierno de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, y el vicepresidente de Estados Unidos se pronunciado en 7 puntos “ante la persistente situación de quiebre del orden constitucional” que existe en el país llanero.

MOTIVOS. Entre los principales argumentos expuestos, se exhorta a un llamado urgente al gobierno venezolano a convocar elecciones -previstas para mayo- “con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos”.

Se exhorta además a los organismos especializados y programas del Sistema de las Naciones Unidas y de la OEA a “implementar de manera inmediata un programa de asistencia humanitaria”, reiterando el llamado para que el gobierno de Nicolás Maduro “permita el ingreso y distribución” de elementos de ayuda.

Las naciones firmantes de la declaración refrendan su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela y “reiteran que los actos jurídicos que conforme a su Constitución requieran de autorización de dicha asamblea solo serán reconocidos cuando esta los haya aprobado”.

Solo con ello, se afirma, “considerarán nuevas medidas que contribuyan al pleno respeto de sus facultades constitucionales en materia económica y financiera".

Asimismo, se pide a los miembros de la comunidad internacional que apoyen los esfuerzos y decisiones adoptados por los países de América Latina para “contribuir al restablecimiento de la democracia en Venezuela”.

En esa línea, se hace un llamado a las naciones que han adoptado medidas -como las sanciones de la Unión Europea, Suiza y EE.UU. contra Venezuela- a “ampliarlas y fortalecerlas”.

LO RATIFICA. En conferencia de prensa tras la clausura del encuentro internacional, el presidente de la República, Martín Vizcarra, manifestó que la crisis que atraviesa Venezuela ha afectado de manera “muy seria” a sus ciudadanos, quienes en busca de mejores posibilidades abandonaron su país natal. “Aquí en el Perú más de 100 mil venezolanos han venido de ese éxodo”, dijo.

“Hay una crisis que atender. Por eso es el llamado que Perú suscribe a través de 7 puntos para que se corrija esta situación”, indicó.

Consultado acerca del llamado para fortalecer las medidas que algunos países han tomado contra Venezuela, Vizcarra evitó entrar en detalles, pues afirmó que dichas políticas “están en estudio por los expertos de las cancillerías de los diferentes países” a fin de que no se tomen represalias contra los venezolanos.

GOLPE NORTEAMERICANO. Los reclamos a Venezuela también ganaron el debate de la sesión plenaria de la cumbre. El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que en Venezuela “ha colapsado” la democracia y mostró su rechazó contra la “tiranía” y la “dictadura” que existe en el país llanero.

En Venezuela la democracia ha colapsado, la dictadura ha crecido y tener en (Nicolás) Maduro a un líder que no permite la llegada de ayuda humanitaria a su propio país donde la gente tiene hambre y muere, es indignante”, expresó.

Pence utilizó gran parte de su intervención para exponer la postura de EE.UU. contra Venezuela. Señaló que es un Estado fallido y el colapso de su economía está afectando otras economías. “EE.UU. no se va a quedar con los brazos cruzados al colapsarse Venezuela”, expresó.

El representante estadounidense recordó que este viernes se reunió con cuatro líderes opositores de Venezuela obligados a huir del país, quienes le describieron cómo Maduro “corrompió la democracia venezolana”, lo que conllevó a la crisis humanitaria que enfrenta el país actualmente. “Maduro se niega recibir ayuda porque insiste en que no hay crisis cuando la gente se muere de hambre”, añadió

“Les prometo que Estados Unidos no descansará hasta que Venezuela logre su libertad”, expresó.

VOCES ENCONTRADAS. Durante la sesión plenaria de más de 4 horas, los jefes de Estado y representantes de Gobierno de los 33 países participantes de la Cumbre se refirieron también a la crisis venezolana.

El jefe de Estado de Argentina, Mauricio Macri, afirmó que su administración no reconocerá las elecciones de Venezuela; y sostuvo que los países de la región deben “redoblar esfuerzos para que el gobierno de Venezuela deje de negar la realidad y acepte la colaboración regional y la ayuda internacional”.

El mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que su Gobierno será “implacable” con el “régimen opresor” de Maduro, pero afirmó que seguirá prestando ayuda al pueblo venezolano que se muere “de hambre”.

Entre tanto, el presidente chileno, Sebastián Piñera, señaló que en Venezuela "no existe democracia ni Estado de Derecho o respeto a los derechos humanos”, debido a que no se cuenta con la garantía de “independencia de poderes y hay presos políticos”. También propuso que las elecciones del país llanero no sean reconocidas.

Su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, pidió una solución “pronta y pacífica” a la crisis del país sudamericano. Afirmó que su nación espera que sean los propios venezolanos los que puedan “resolver de manera pacífica” la crisis que afronta su país.

Asimismo, el mandatario de Panamá, Juan Carlos Varela, advirtió que puede generarse un “éxodo masivo” en Venezuela si se profundiza la crisis política y económica que se vive.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, pidió que los países aliados del “régimen asesino y autoritario” de Maduro ayuden a “luchar por la democracia”, pensando en el pueblo venezolano. 

Lo más leído