El presidente de la República, Pedro Castillo, se negó a responder ante la Comisión de Fiscalización del Congreso donde debía responder por las presuntas reuniones irregulares que tuvo en la casa del jirón Sarratea en Breña. Pero, ¿cuáles fueron sus argumentos?