El caos y la violencia se apoderan de Huancayo en el cuarto día del paro. Se registraron enfrentamientos a pedradas y con bombas lacrimógenas entre los manifestantes y policías. Esto ocurrió ayer en diferentes lugares, luego que algunos airados ciudadanos e infiltrados obligaron de mala manera a cerrar los negocios, incluso vándalos querían saquear los comercios.